1X21 Blind Date



Escrito por Jeannine Renshaw

Dirigido por Thomas J. Wright

WB 16/05/2000


Capítulo de impass antes del final, como suele ser costumbre.
Una asesina ciega bastante repugnante es encargada por Wolfram y Hart del asesinato de tres niños videntes también ciegos y repulsivos. El asunto desespera a Angel, que se plantea, imaginamos que por innumera vez porque no es tan novato en el mundo como para andar extrañándose ahora de cuánta mierda hay en él, de lo corrupto que está todo y de que no se puede ganar contra la gente como el bufete de abogados que lo controla todo. Entremedias asistimos al momento en el que Lindsay Mcdonald decide salirse de Wolfram y Hart, asqueado por el asunto de los niños, y acude a Angel para ofrecer su ayuda y la manera de salvar a los tres pequeños.

Entre todos consiguen infiltrarse, coger archivos secretos, y una vez en la cámara acorazada Angel además un rollo de pergamino que llama poderosa y místicamente su atención y que resultan ser unos antiguas profecías en arameo según indica Wesley, con todo un pasaje que habla del vampiro con alma: la profecía ShanShu.

Angel y Lindsay detiene a la asesina e impiden la matanza de los niños, que quedan a salvo con su cuidador. Atrapado entre la espada y la pared pero decidido a seguir su camino, al parecer, Lindsay tiene ante sí la que será la oportunidad de salir definitivamente del lado del mal. Pero en el último momento Holland Manners (que, tengo que decirlo, es increíble cómo se come con los ojos a su niño, vamos, qué bar-ba-ri-dad) le ofrece algo que Lindsay no va a ser capaz de rechazar: un espaldarazo de orgullo, un despacho más grande, y más poder. Y el chico de los segundos ojos azules más bonitos del buffyverso se queda con papá.