2X04 Untouched



Escrito por Mere Smith

Dirigido por Joss Whedon

WB 17/10/2000


Darla sigue atormentando a Angel durante el sueño... o quizás atormentando no es la palabra. Lo cuida, lo mima, tiene sexo con él... la escena inicial bailando amorosamente en el bar de Lorne es claramente indicadora de por dónde va los sentimientos de Angel en este sentido. La ha echado de menos y ella ha vuelto para cuidar de él, de ese Angel que tanto hace por los demás y al que nadie le agradece sus desvelos. Actuando como una geisha sumisa de libro que dudamos mucho que fuera así en la realidad, Darla se mete en el subconsciente de Angel manteniéndolo bien ocupado mientras duerme... y dejándolo totalmente agotado en la vigilia, hasta el puto que sus amigos se dan cuanta y de que él mismo se acuesta tras un "agotador y largo día" cuando sólo llevaba tres horas despierto.

Entretanto la trama del capítulo nos muestra a una muchacha maltratada de pequeña por un padre violador que ha desarrollado terribles poderes telequinéticos, engañada nada menos que por Lilah de Wolfram y Hart, que la tiene en su casa. Finge ser su amiga y quiere cuidar de ella, para acabar haciendo de la joven una asesina controlada por la firma.

La joven mata a dos hombres que la intentan atacar, y es ayudad por Angel, con lo que termina yendo a parar al Hyperion. Angel Investigaciones se ocupa de ella, consiguen mostrarle cómo dominar su poder, y de paso hacerla comprender el por qué de lo que le ocurre, y que comprenda también quién es Lilah y lo que pretenden hacerle.
La chica consigue dominar el don lo suficiente copo para ganar seguridad, enfrentarse a su padre torturador y ser capaz de no matarlo, a Lilah, y marcharse a vivir su vida.

Angel regresa a sus sueños con Darla, que a lo largo del capítulo sabemos que son reales: ella lo visita mientras duerme es de suponer que con la intención de hacerle perder el control y el alma, manteniéndolo dormido con polvos mágicos. Podemos verla físicamente en la habitación de Angel, y sabemos que forma parte de una estrategia de Lindsey avalada por Wolfram y Hart.