2X05 Dear Boy



Escrito por David Greenwalt

Dirigido por David Greenwalt

WB 24/10/2000


La obsesión de Angel por Darla parece ir subiendo más y más, hasta el punto de que ya no sólo la ve dormido, sino también despierto: una noche la ve caminando por la calle y todo comienza a acelerarse vertiginosamente. Pero Angel no se está volviendo tan loco como todos piensan a su alrededor: darla está ahí, una darla humana conchabada con Wolfram y Hart que le ha tendido una trampa para enloquecerlo y causarle problemas en un juego psicológico digno de una película de Hitchcock.
Fingiéndose una mujer inocente acosada por Angel, Darla hace ver que él ha entrado en su casa y asesinado a su marido, ante la policía Kate (personaje cada vez más descerebrado y repugnante, uno de los más desagradables de toda la serie con diferencia) y que Angel llevaba tiempo persiguiéndola. Pero Angel es mucho Angel y secuestrándola la lleva a unos depósitos abandonados donde bastante violentamente la interroga.

En una escena impresionante entre ambos, Darla claudica ante la violencia y la pasión de su chico y lo besa, intentando por todos los medios que vuelva a su lado: está bastante claro que esta vez Darla no miente y que sigue loca por él. Pero Angel, de manera bastante cruel, le dice que nunca la quiso y que nunca tuvo felicidad con ella.  Maravilloso, impresionante ese momento cuando Darla se libra de Angel quemándole con el crucifijo y le dice que por muchas cosas buenas que haga dios sigue sin quererlo, pero que ella sí.

Y entremedias, tenemos en el episodio suculentos flashbacks donde asistimos a importantes escenas de la vida de Angel y Darla, como el momento en el que Darla elige a Drusilla para él, o la matanza del convento donde Angel convierte a la muchacha. Un capítulo realmente imprescindible.

Las escenas de Darla y Angel ¡impresionantes, empezando por los maravillosos flashbacks nada menos de cuando Darla le enseña a Angelus la nueva víctima, Drusilla, y por cómo a Darla parece que se le empiezan a torcer las cosas cuando Angel no quiere matar a la joven sino convertirla. Me he fijado que Angel dice tres veces en el episodio que le gustan los conventos, como hablando con Wes y Cordelia, y en flashbacks cuando los compara con cajas de galletas. Por un lado el Angel con alma sigue teniendo los mismos gustos... sean como sean, y por el otro, parece un detalle que indica que la cercanía de su Sire le retrotrae al pasado más que peligrosamente.

Toda la historia del engaño de Darla está genial, es que hace dudar al espectador si Angel se está equivocando, qué ocurre, por dónde van a salir las cosas, hasta que hace clímax en el depósito subterráneo, cuando ella se delata al fin al sentirlo tan cerca.
Es muy impresionante y también muy triste ver que Darla tiene celos de verdad (yo creo que los tiene de verdad) de esa mocosa que sólo era "algo nuevo". Su hastío al decirlo nos muestra a alguien que ha vivido mucho tiempo y conoce a los hombres, y sobre todo al que ha sido suyo muchos años. Pero los celos la delatan, y creo que cuando dice a Angel que Dios no lo quiere, pero ella sí ella lo siente de verdad, creo que no miente. Al menos ella piensa que lo quiere, que puede quererlo. Quizás podía sin alma, cosa que Angel deja claro que no.

Ese diálogo de Darla y la rabia y pasión con la que lo escupe en la cara de Angel es antológico. Y siempre me recuerda a las últimas palabras que a ella misma le dijo el Maestro justo antes de matarla y convertirla: Dios nunca hizo nada por ti, yo sí.

El Maestro a Darla:

Master:  ...God never did anything for you. But I will.

Darla a Angel:

Darla:   ..God doesn't want you!. But I still do.

Pienso que es un paralelismo innegable y al menos a mí me dice muchas muchas cosas sobre todos estos vampiros y sobre la figura de Darla.

En fin, un episodio muy bueno, con estupendos diálogos y acciones de Angel y Darla. Wes y Cordelia quedan a un lado, aunque muy dignos en su lealtad y apoyo a Angel. Y de Kate paso absolutamente. A ver si termina de una vez en la serie.