1X02 The Harvest

 

Escrito por Joss Whedon

Dirigido por John Kretchmer

WB 10/03/1997


El Maestro quiere salir de su prisión y el tiempo de acerca: por medio del ritual de La Cosecha sus secuaces esperan derramas sangres suficiente como  para que por la fuerza del sacrificio pueda escapar. Los vampiros se llevan al amigo de Xander, Jesse, con intención de distraer y atraer a Buffy. La joven y Xander acuden a liberarlo, pero es demasiado tarde: lo han convertido en vampiro. Xander mata al chico al final del capítulo y aquí escuchamos la primera vez una de las teorías enunciadas más firmemente en el buffyverso, y que  la realidad echa por tierra ante nuestros ojos: nos dicen que al convertirse en vampiro, un demonio entra dentro de la persona y ésta desaparece, sin guardar relación con lo que era antes. Tranquilizadora idea si tienes que clavarle una estaca a tu amigo de la infancia, pero absolutamente falsa y ridícula, como la misma serie se encarga de hacernos comprobar una y otra vez. Quizás sea una frase de manual para cazadoras novatas y todavía inocentes, que Buffy pronto aprenderá a su pesar que no le va a servir de nada porque no es cierta.

Angel advierte de que va a tener lugar la noche de la Cosecha, y  los vampiros del Maestro encierran a todos los visitantes del bar El Bronze para matarlos. Luke, vampiro lugarteniente del maestro, lucha con Buffy y ésta lo vence, impidiendo que se termine el ritual. El Maestro sigue sin poder salir.

Pienso que el capítulo no está mal, es un capítulo de resolución del anterior, quizás conociendo el resto de la serie lo vemos un poco pobre de acción y de banda sonora, colorido vestuario... todas esas cosas que después mejorarán infinitamente conforme se integren más creadores al trabajo y de paso las productoras les den más dinerito para gastar.

Lo que más me llama la atención, como en el episodio anterior, es la cantidad de información que se nos da, en este segundo episodio ya Giles nos explica las bases de la mitología demonios/vampiros en el buffyverso que se mantendrá toda la serie, esos demonios Antiguos puros que dominaban la tierra y luego la perdieron a manos de los animales y el hombre entre ellos, y cómo alguno de los últimos (creo que dice el último) en irse infectó a un humano con su sangre -Giles creo que dice que con su alma, es una forma de hablar imagino por esencia- y se fueron reproduciendo, pasando por la tierra extendiéndose como una enfermedad, son los vampiros. Me gusta esa explicación, es bonita y como ya digo se mantiene más o menos sin cambios siempre hasta la séptima temporada incluida.

El Master sí que tiene claro que se enfrentan a una Slayer, menos mal. Cuando Luke y Darla le hablan de la chica con extraña superfuerza y que quizás sea...el Master dice enseguida que una Cazadora. Esta es una de esas cosas que intentamos pasar por alto porque en fin, los guionistas a veces no andan muy finos. Más adelante en la serie veremos por ejemplo a la misma Darla acusando a Angel en 1900 de que Spike ha matado a una cazadora y él andaba perdiendo el tiempo. O sea, que saben de sobras lo que es una slayer, ¿cómo no van a saberlo? Pero los escritores no previeron este conocimiento y aquí lo podemos ver.

Lo de Jesse es una verdadera pena, coincido con lo que comentó alguien en el capítulo anterior, podían haber vampirizado y matado al idiota de Xander y haber dejado a este chico, me da que su personaje era un poco menos imbécil. Y también está por Cordelia, con lo que habría encajado también en eso. Por cierto que el muchacho aunque aquí es muy jovencillo, tiene un punto sexy a tener en cuenta cuando seconvierte en vampiro, tiene un algo, a mí me gusta.

Y me gusta ver como ya enseguida los scoobies y Giles ya están formadas las filas, y dispuestos a luchar contra los malvados. Aunque esto pudiera parecer apressurado, se ve muy creíble y bien escrito.

Y de Angel sólo voy a decir cosas que ya se han dicho hasta la saciedad: que para lo que hace lo mismo daba una llamada de teléfono, o un poster en la pared o algo. Y eso de que tiene miedo del Master y compañía... manda narices, dan ganas de vomitar. Y ojo, que no ayuda, se queda por ahí mirando. ¡Vaya héroe de habas! Estoy deseando que se vaya ya a L.A.