2X09 What's My Line Part I



Escrito por Howard Gordon y Marti Noxon

Dirigido por David Solomon

WB 12/11/1997


Una jornada aterradora en el instituto de Sunnydale nos mete de lleno en este trepidante capítulo doble: la jornada de futuras profesiones de los estudiantes. Asistimos a la prueba de lo que le depara el destino a los pobres scoobies, a cada cual más deprimente. Excepto a Willow, que es casi reculada ya por una empresa líder en informática, y que en el hall de espera de la misma conoce al que será su pareja, otro chico de excepcional inteligencia: Oz. Memorable la primera frase del joven a Willow ¿un canapé?.

Esa noche, Buffy  se topa en el cementerio con un extraño vampiro de gafitas que está robando algo de una tumba. no le da mucha importancia, pero ante el sofoco de Giles que cree que no toma en serio su labor de cazadora, investigan, y resulta ser la Cruz de Du Lac, un artilugio con el cual se puede leer el libro que proporciona un conjuro que devolverá la fuerza perdida a drusilla. El vampiro ladrón trabaja para Spike, que es quien está preparando el asunto: algo muy serio se avecina. Con Drusilla fuerte puede pasar cualquier cosa en Sunnydale.
Por ejemplo, que para que la cazadora no los interrumpa, Spike ha contratado asesinos de la orden de Taraka, humanos y demonios de orígenes varios que cumplen su cometido pase lo que pase.
Buffy desoyendo de nuevo los requerimientos de Giles se escapa con Angel a una pista de patinaje por la noche, donde les ataca uno de los asesinos. Por su anillo Angel descubre de dónde procede y que el asunto es muy grave.

En la escena bangel del capítulo, Buffy besa a Angel transformado, y es visto por una tercera persona que ha llegado de incógnito a la ciudad: una extraña joven negra que parece tener los mismos poderes que Buffy.
Esta joven al ver a Buffy besando a un vampiro saca sus propias conclusiones, y en el bar de Willy lucha con él y lo deja encerrado en un cuarto, para que muera con el sol del amanecer que entrará por la ventana.
Cuando Buffy va a casa de Angel se encuentra con la chica, luchan fuertemente y en un momento dado se presenta como Kendra, la Cazavampiros.
De antología la cara de "¿einnnnn?" que se le queda a Buffy, la "auténtica" cazadora.

Es un capítulo que no me gusta demasiado, aunque entiendo que es de "preparación" o prólogo para el siguiente, quizás llevan esto demasiado a extremo, empezando muchos hilos a la vez alrededor de la orden de Taraka, lo que traman los secuaces de Spike robando en el mausoleo DuLac, Drusilla dando a entender que la pieza que falta siempre la han tenido delante de ellos (en la carta de "Tarot" aparece un Angel creo que cayendo u oscuro) y para postre, entremedias llega alguien que resultará no ser de los malos, aunque todo apunte a que sí, Kendra.
El episodio tiene bastantes detalles absurdos que estropean un poco el visionado, y la historia en sí, pero entre todos me voy a quedar con la facilidad con la que Kendra encierra a Angel. Creo que ya lo comentamos en algún otro momento, es de esas cosas que hay que aceptar pulpo como animal de compañía, o lo que es lo mismo, inventarle sentido porque no lo tiene.
Tampoco me gusta ver a Buffy tan asustada y apocada, y menos obedeciendo como tontita a Angel y Giles. No me cuadra con cómo se rebeló contra ellos dos (joder, parecen sus padres, ambos pero en el peor sentido de dominantes y pesados) en Prophecy girl. No sé, no me gusta verla rendirse sin luchar.

Lo mejor del episodio, para mí, siempre será la escena de Spike bailando con Dru en brazos, y justo antes cuando tiene al pobrecillo traductor acojonado y maltratado intentando transcribir el libro que curará a Dru y Spike traduce esa frase absurda de corrido del latín. Creo que es uno de esos detalles que conforman a pinceladas un personaje que ya no era cualquier cosa recién llegado a la serie, en ningún sentido.
Vale, luego le pega al pobrin Dalton, pero eso también es Spike en estado puro.

También apunto la tierna escena de Angel con Mr Gordo, que ya podéis imaginar lo que he pensado al verlo. Mucha más química mil veces la escena del tocinillo que la tontuna de "la bella y la bestia" de Buffy besándolo de vampiro, vamos, pero mucha más jajaja.