Buffy y Spike: El amor más real

 

 

Sin ninguna duda la relación más compleja, rica, apasionada, amarga, sucia, triste, emocionante y sobre todo real de la serie, el spuffy lo tiene todo. Pasión, alegría, dolor, celos, hambre, y por encima de todo tiene a Spike enamorado. Un vampiro y un poeta enamorado de una Cazadora ¿Qué mas se puede pedir? 

La historia de amor de Buffy y Spike es absolutamente magnífica: nunca había tenido Buffy tanta química con nadie,  y no volverá a estar con nadie más que con él hasta el final de la serie. Buffy no querrá a nadie como ha querido a Spike.

No se sabe muy bien cuándo se enamora Buffy de Spike. Hay quienes argumentan     que en la quinta temporada, otros en la sexta o incluso hay quien sólo reconoce esto en la séptima. Hay argumentos válidos para todos ellos, y no hay canon al respecto. Que le atraía era claro desde la cuarta, o antes, y por parte de Spike la misma  Drusilla le reconoce ya pensando en Buffy desde el final de la segunda temporada. Él se enamora quizás desde el momento en que la ve, pero sólo es consciente de que su atracción predadora o sexual (o lo que sea que se dijese a si mismo) es amor con el famoso sueño de Out of my mind en la quinta temporada. Es en ese momento cuando un Spike pobrín aterrorizado por su sueño (se ha vuelto a enamorar, ¡y de la Cazadora!) se lanza a pecho descubierto con tal de conseguir su amor. Vale, también es de un pesado inenarrable pero es que está enamorado.

Habíamos ya tenido el maravilloso capitulo Something blue como prueba en la cuarta, donde Spike y Buffy tenían tanta química juntos que poco faltó para que lo hicieran en el sofá delante de papi Giles. Pero el inicio ya imparable del spuffy lo vemos definitivamente en la magistral escena de las escaleras del porche de Fool for love,  el inicio decisivo de todo.  Y ya es clarísimo e innegable en la escena final de Intervention. Ahí no tenemos más que ver cómo mira Buffy a Spike, con admiración y cariño y agradecimiento, y ese beso en la boca, el primer beso spuffy real de la serie. Buffy lo besa como hombre. 

Spike se declara a Buffy al fin de manera harto desastrosa en C rush, en la quinta temporada. Buffy apenas le deja hablar, y termina cerrándole la puerta de su casa cruelmente. El no vuelve a intentar nada con ella desde Crush, es Buffy la que al volver de la muerte la sexta temporada se va acercando más a un vampiro que sólo desea estar a su lado, en silencio, acompañándola y mirándola.  Lo besa al final de Once More with Feeling, quizás el beso más esperado de toda la serie. 

Pero las cosas nunca son  sencillas en el buffyverso. y Buffy, acobardada por lo que siente por Spike y por lo que él le hace sentir, no le concederá una relación normal de pareja y de cariño como él parecía ansiar desde la quinta temporada. El spuffy será otra cosa mucho mas complicada.
Podemos decir quedándonos muy cortos que Buffy y Spike están juntos tres temporadas, y no se sabría casi poner qué momentos son más importantes para la relación, de tantos como hay. Es una relación real, en muchas ocasiones muy dura, sucia, hecha de sexo y dominio, también de ternura o de cuidado, es una relación insana en el sentido de que uno de los dos tiene el poder de hacer daño al otro, Spike enamorado hasta las cachas está en inferioridad emocional con una Buffy que se niega a si misma quererle, y le niega a él la capacidad de amarla como un hombre. Es Buffy la que inventa en Crush la famosa frase “no puedes querer sin alma” que hasta Drusilla le rebate. (Y Spike con sus actos una y otra vez). Quizás la ha utilizado en su interior para explicarse por qué Angelus no la quería. Quizás es sólo su propio reflejo, el de alguien que tiene miedo de amar de nuevo.

Al final de la temporada la relación se ha ido oscureciendo de tal modo y el empecinamiento de Buffy y su maltrato son tan terribles que tenía que llegar un final. O lo que creímos un final. Tras momentos terroríficos como la paliza de Buffy a Spike en Dead things (si cabe mas aterrador aún es que el reaparezca al capitulo siguiente con la cara como un boxeador y como si no pasara nada) Buffy lo deja en As you where, no queda muy claro si porque no le quiere hacer mas daño o porque cree equivocadamente que el es lo que daña su vida. No se da cuenta de que es ella misma y su negativa a aceptar el amor de Spike. 

Poco después, en Seeing red, un Spike totalmente deshecho y descentrado intenta desesperadamente que ella reconozca que lo ama, intenta tener esos momentos donde ella no podía mentirle, cuando se acostaban. La escena del baño desemboca en una casi violación que deja a Spike aterrado de lo que ha estado a punto de hacer, y precipita su marcha de Sunnydale.
Pero este no va a abandonar a la Cazadora, no es como los demás. Spike siempre vuelve a su lado.  Sólo ha ido por su alma.

Spike regresa en la séptima temporada, herido por dentro por su nueva alma que le quema en el pecho, y tras unos primeros momentos de vacilación, Buffy se hace cargo de él a su modo. En la temporada mas deprimente e insatisfactoria de todas también tenemos los momentos más íntimos y spuffys de la serie: el modo cómo Buffy cuida de Spike, esas miradas que le echa, que se lo come, Buffy diciéndole que cree en él, o poniéndose celosa cuando lo ve con  Faith. Spike ha ido a por su alma para ser el tipo de hombre que nunca le haría daño. Buffy también ha madurado, ha aceptado su propia oscuridad, y su lugar en el mundo y su misión de heroína por completo. Sabe que de algún modo es responsable de ese vampiro extraño, apasionado, que se mueve por amor sin pensar nunca en si mismo. Al que ha maltratado tanto. Poco a poco, tímidamente, retoman su amor casi desde el inicio: desde que se sentaron los dos en esas escaleras del porche en Fool for love, años atrás. Una Buffy insegura y un Spike tímido que sin embargo son mas la pareja protagonista que nunca, aunque apenas se atrevan a tocarse.

En su última noche antes de la batalla en Chosen Buffy baja al sótano de Spike y pasa la noche con él. Hacen el amor en ese fundido a negro que por desgracia no nos dejaron ver, y al día siguiente, mientras luchan y todo se derrumba y Spike está a punto de morir ella por fin vence su miedo y le dice que lo ama. Pero él no la cree. Quizás es sólo que no puede creerla. Spike muere en la Hellmout, como un héroe, y Buffy se queda sola. Un triste y trágico final para la historia de amor más hermosa, plena y rica de todo el buffyverso. Lástima que no pudiéramos darles un poco más de tiempo juntos.